Como amantes de la fotografía, todos llegamos a ciertas temporadas de compras compulsivas, donde de un llavero con forma de cámara hacia arriba es buena compra, y para estas temporadas en particular debemos tener claro los accesorios que realmente serán de utilidad en nuestros procesos de trabajo fotográfico.

En esta oportunidad analizaremos el flash externo y algunas razones para tener uno, es muy común oír a personas decir cosas como «no me gusta usar flash», sin embargo sea que te guste la fotografía nocturna o que te toque cubrir una boda tendrás serias dificultades si no tienes un flash externo, a no ser que tengas una cámara de la gama de la Nikon D5.

Muchos hablan de no gustarles los resultados de fotografías con flash, simplemente por no saber usarlo y dispararlo directamente en vez de re-botarlo, de manera que no sera solo comprarlo y ya, deberás dedicar tiempo y estudio para aprender a utilizarlo como medio de iluminación, a continuación te menciono algunas razones por las que deberías considerar comprar un Flash externo:

Utilizar Velocidades de obturación alta: A medida que va oscureciendo empezamos a bajar nuestras velocidades de obturación, hasta el punto de sacrificar la calidad y nitidez de nuestras imágenes para ganar un poco mas de exposición, sin embargo con un flash externo no sera necesario ni-siquiera considerar bajar de 1/60 nuestra velocidad de obturación, y por consiguiente podremos captar imágenes nítidas a pesar del movimiento que puedan tener los elementos a fotografiar.

Menos Isos altos: Todos los fotógrafos sin excepción, tememos al punto en el cual empieza a aparecer ruido en nuestra imagen, con un flash externo no sera necesario abusar de la sensibilidad iso, ya que compensaremos la exposición por esta vía sin sacrificar la calidad de la imagen.

Fotografías mas estáticas: Al tener un flash de mano podremos subir nuestra velocidad de obturación casi hasta donde queramos en busca de capturar objetos en movimiento, logrando imágenes mas estáticas y sin trepidaciones.

Acceder a mayor profundidad de campo: Por lo general cuando buscamos obtener mayor profundidad de campo, nos topamos con la limitante de llegar a un punto donde sub-exponemos demasiado, mediante un flash de mano podremos compensar la luminosidad y podremos cerrar aun mas el diafragma.

Direccionar la luz: Un flash externo por lo general te permitirá algo que no podrás hacer con tu flash integrado, Diseccionar la luz con la finalidad de rebotarla donde tu quieras, y de esta manera jugar con las sombras, probablemente esta sea su mayor virtud. Por su parte el flash integrado al ser disparado directamente en el primer plano, genera imágenes muy planas y con reflejos y brillos indeseados.

Por estas razones y otras que no están mencionadas acá, deberías considerar añadir un flash externo a tu lista de cosas por adquirir, en la medida en que vallas experimentando mediante su uso podrás ir logrando efectos que sin un flash serian imposible.

Suscribete a nuestro Boletin

Te mantendremos actualizado de nuestras ultimas publicaciones.

crear newsletter by Mailrelay

La suscripción ha finalizado.