Probablemente uno de los accesorios mas deseados por quienes recién adquieren una cámara sea el Flash externo, y no es para menos teniendo en cuenta las limitaciones que supone tener que lidiar con la falta de luz en sitios cerrados o al hacer fotografía nocturna.

Por otra parte le abre al fotógrafo una variedad nueva de posibilidades para incorporar en sus procesos creativos, sin embargo no todo es paz y alegría. Una vez que por fin tenemos nuestro flash externo nos conseguimos con que no es solo montar y usar, y que de no utilizar correctamente el efecto en nuestras imágenes sera negativo.

A continuación te mencionaremos algunos aspectos a tener el cuenta para utilizar tu flash y obtener los mejores resultados posibles.

Rebotalo.

Así es contrario a lo que probablemente pensabas, no es la mejor decisión aplicarlo directamente sobre nuestro sujeto, si lo haces obtendrás como resultado una imagen demasiado plana y carente de un punto interés solido. Por fortuna casi todo Flash externo tiene un cabezal giratorio que te permitirá apuntarlo hacia cualquier sitio que pueda rebotar la luz hacia nuestro sujeto, bien sean paredes,techos o rebotadores 5 en 1, permitiéndonos suavizar la luz del flash que llegue finalmente al punto de interés o primer plano.

Difuminalo.

Si no tienes como rebotar la luz de tu flash, debes utilizar algún difusor, la mayoría de de Flash externos tienen difusores integrados que pueden resultar muy útiles para suavizarlos, sin embargo hasta una hoja de papel puede ser suficiente para esta finalidad.

Direccionalo.

La libertad que te ofrece el cabezal giratorio de tu flash puede ser muy útil para controlar la luz que incorporaras en tu imagen, si decides rebotarlo deberás determinar hacia donde estarás direccionando la luz y que efecto estarás provocando en tu espectador, de este modo podrás definir si utilizaras la luz para contornear, rellenar o iluminar toda la imagen.

Esclavizalo.

Así es puedes usarlo como esclavo mediante el flash integrado de tu cámara para lograr darle la luz otra perspectiva, esto te permitirá experimentar nuevas posibilidades que sin duda explotaran tu lado creativo.

No cabe duda de que un flash externo es una herramienta sumamente útil para cualquier fotógrafo independientemente de su estilo fotográfico, al tener en cuenta estos breves aspectos lograras fotografías mas logradas y correctamente expuestas sin mucho esfuerzo.

Si tienes algún otro tips que consideres deba ser incorporado a esta breve lista agrégalo en tus comentarios.

Suscribete a nuestro Boletin

Te mantendremos actualizado de nuestras ultimas publicaciones.

crear newsletter by Mailrelay

La suscripción ha finalizado.