La ley de cierre, plantea que la mente de manera automática completa los objetos o elementos inconclusos en una imagen, basándose en las experiencias y conocimientos preexistentes el cerebro autocompleta la imagen dándole cierre.

La ley de cierre es un elemento fundamental para los fotógrafos, para comprender la manera correcta de realizar un encuadre, cuando incorporamos elementos o sujetos cortados en nuestras composiciones, estaremos obligando a nuestro espectador a realizar este proceso de autocompletado, distrayendo de los elementos compositivos y del mensaje implícito en nuestras imágenes.

Una característica fundamental del mensaje, que transmitimos en nuestras imágenes debe ser la claridad, que sera inexistente si no añadimos elementos completos que permitan la comprensión plena de todo el conjunto de nuestra composición.

En consecuencia es importante respetar los planos mas comunes a la hora de realizar retratos, evitando cortes indebidos en extremidades e incluso en áreas del rostro y evitar la incorporación de elementos en el entorno de la fotografía, que no puedan entrar completos en el encuadre, generando una tensión visual innecesaria que reste fuerza al sujeto principal.

Al desconocer y no tener en cuenta los principios de esta ley de cierre forzaremos las capacidades sensoriales del espectador, haciendo que su percepción,pensamiento,inteligencia y resolución de problemas se concentren en el elemento cortado o incompleto, y dando como resultado una imagen disfuncional.

Suscribete a nuestro Boletin

Te mantendremos actualizado de nuestras ultimas publicaciones.

crear newsletter by Mailrelay

La suscripción ha finalizado.